¿Sabes qué revela tu bolso sobre tu forma de ser?


En la primera impresión, también este accesorio cuenta. Qué transmite el tamaño o el color de tu bolso y la forma en que lo llevas?

Solo son necesarios 7 segundos para crearnos una primera impresión de alguien que acabamos de conocer. Así lo cree la experta en lenguaje corporal Judi James, autora de “La Biblia del Lenguaje Corporal”.

 

El bolso no es un complemento más: es un objeto fetiche para infinidad de mujeres.

 

¿Por qué eliges un bolso u otro?

“La idea intuitiva es que las personas introvertidas preferirán los bolsos pequeños (para llevarlos colgados cerca de su cuerpo para no llamar la atención) y las extrovertidas, los bolsos grandes, colgados de su hombre o del codo, para que se vean. Sin embargo, también puede suceder que alguien introvertido quiera llevar todas sus cosas con él y necesite un bolso grande. En realidad, creo que depende más de la situación que de la personalidad porque generalmente el bolso que elegimos tiene más tiene que ver más con su funcionalidad que con su apariencia estética”.

 

Preferir un bolso grande o pequeño no está tan vinculado con la forma de ser como pueda parecer, sino con razones más prácticas. “Cuántas cosas quieres llevar en él, cuántas opciones tenías y adónde vas”. Llevar un bolso de lujo sí puede dar a entender algo de tu vida: “Que tienes dinero para gastarlo en esa clase de cosas y que quieres que los demás lo sepan”. El color o el material (a menos que sea piel vegana) tampoco tienen por qué estar directamente relacionados con la forma de ser de su portadora, aunque si es brillante o de un color claro llamarán más la atención de los demás.

 

Así eres, así llevas tu bolso

El bolso se puede llevar de muchas formas diferentes, pero cada mujer tiene una preferida. ¿Por qué?

 

“Quien lleva el bolso cruzado como una bandolera por delante del pecho es una persona a la que le gusta sentirse protegida y segura. Puede ser alguien a quien no le gusta que se le acerquen, que prefiere mantener las distancias. Al contrario, si se lo cuelga del hombro, será una persona confiada, además de informal y que quiere hacer otras cosas con las manos mientras lleva el bolso”.

Cuando el bolso se cuelga del codo o se lleva en la mano, sea clutch o no, “significa que la chica se dirige a un lugar especial y el bolso es el toque final del look”,

 

“Por supuesto, la personalidad se puede mostrar más en la elección del bolso que en cómo se lleva. A veces, el bolso de alguien no hubiera sido su primera elección, pero era el que tenía disponible para esa situación”.